fbpx

Nadie sin su ración diaria

Objetivo 2021: Reducción de emisiones CO2

Este año es decisivo en la lucha climática

Objetivo 2021: reducción de CO2. Para contextualizar, según un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), 2020 fue uno de los tres años más cálidos jamás registrados, junto a 2016 y 2019. Desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras instituciones internacionales reclaman atención sobre el cambio climático agravado con el paso de los años.

António Guterres, secretario general de la ONU, así lo expuso en una entrevista para el diario El País: “Estamos en guerra con la naturaleza y hay que hacer las paces”. Además, destacó que no solo estamos en una emergencia sanitaria, sino en una emergencia climática que urgentemente hay que combatir. “Una coalición global para lograr la neutralidad de carbono en 2050”, apuntó el secretario general. 

Y es que, según expertos en prevención, bienestar y salud animal, el 75% de las enfermedades infecciosas tienen origen animal. Por ello, el mal trato que está recibiendo la naturaleza por parte de la sociedad, está repercutiendo gravemente en nuestra salud. 

Con motivo de ello, la Unión Europea cerró hace una semana el acuerdo provisional sobre la ley del clima europea que establece un nuevo plan de reducción de emisiones de CO2 mucho más estricto para alcanzar la neutralidad climática en 2050 y reducir al menos un 55%” las emisiones de gases con efecto invernadero para 2030.

¿Cómo contribuimos desde NSSRD a la reducción de la huella de carbono?

Como sabéis, en Nadie Sin Su Ración Diaria hemos logrado digitalizar el sistema de donaciones de alimentos para que, además de agilizar el proceso y convertir las donaciones eventuales en algo cotidiano, podamos sumar múltiples beneficios para todos, incluido el medio ambiente. 

Los beneficiarios preservan su dignidad a través de las tarjetas monedero que los bancos de alimentos les proporcionan para ir al supermercado y al mismo tiempo, serán capaces de poder acceder gracias al sistema a una gran variedad de productos frescos y de higiene personal. 

Por otro lado, los usuarios, tras realizar su donación, pueden obtener un certificado a través del cual se podrán desgravar un porcentaje en la renta

La cantidad de kilos de alimentos desperdiciados en las grandes recogidas de comida derivadas del tradicional sistema de donaciones se ve reducido a cero, al no trabajar físicamente con los alimentos. 

Por último, el beneficio que en este blog queremos poner en valor, la reducción de la huella de carbono, nuestro objetivo 2021: reducción de CO2.

Al transformar todo el proceso de donaciones a través de la tecnología, nos hemos encargado de cubrir cada detalle de mejora, incluido cómo no, la preservación de la naturaleza, ya que los alimentos no son transportados por carretera y, por tanto, no contaminamos con las emisiones de CO2.

Concretamente hemos ahorrado hasta el momento 329.50kg de dióxido de carbono, a contar desde la fecha del pasado agosto de 2020. 
Yerma Vilar

Yerma Vilar

Responsable de Prensa y Relaciones Públicas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

ver más entradas